Atención psicológica y sexológica 

Buscar
  • Psic. Lizet Tabeira

Ir al Sexólogo/a...moda o necesidad?


“Soy Sexóloga Clínica” uf, todo lo que genera decirlo! causa tanta movilidad en las personas, que es raro quien no quede asombrado cuando lo escucha. A veces causa miedo, vergüenza (quien no quiere hacer una pregunta y empezamos con el amigo de un amigo…), chistes, risas pero en varias ocasiones escucho la frase “no me gusta hablar de “esas cosas” con un extraño”.


Vayamos por partes.


Esas “cosas” como la llamamos es nuestra sexualidad.

Pero… qué es la sexualidad?


Nuestra sexualidad está compuesta por pensamientos, comportamiento, conductas, sentimientos, como nos vinculamos con los otros y con nosotros mismos, nuestras actitudes, ideas, creencias, gustos, deseos, fantasías y claro, las relaciones sexuales y la reproducción.

La sexualidad o muchas veces llamado sexo, es un tema tabú, aunque hoy en día estemos más abiertos a hablar sobre el tema, siempre fue auge en publicidad, cine, libros, etc.


A quien recurrimos si tenemos algún problema sexual? A nuestros amigos/as o a Google. Y que sucede con esto? No siempre es el mejor consejero o la mejor solución, lo que a ti te “funcionó” en su momento no significa que a todos les sirva de la misma forma, por esta razón es necesario dejar la vergüenza de lado y recurrir a un profesional.


Los/as sexólogos/as clínicos/as en el Uruguay somos psicólogos/as o médicos/as, puesto que la sexología es la ciencia que se nutre de ambas profesiones, por ello es necesario el trabajo en conjunto muchas veces.

No solo se tratan dificultades sexuales, llamados disfunciones sexuales, también educamos sexualmente cuando la persona concurre a consulta.

Entonces a modo de resumen y con más claridad, la sexualidad es la energía vital que al ser una parte integral de toda la personalidad, se va a expresar en todo lo que una persona hace, dice, siente y piensa. Se encuentra presente desde antes del nacimiento y a lo largo de toda la vida, por lo tanto no surge espontáneamente en la adolescencia ni desaparece en el adulto mayor.

Se relaciona tanto con lo biológico como lo social ya que es necesaria la interacción con seres humanos.

No se limita exclusivamente al acto sexual, sino que es el motor de la vida afectiva, es decir, que cumple otras funciones además de la reproducción.

Es necesario trabajar informando sobre los derechos sexuales de varones y mujeres.


Muchas veces se lo relaciona directamente con el Sexo, pero…son lo mismo?

El sexo genético es lo que determina que la mujer sea XX y el varón XY, es decir, es la diferenciación cromosómica de cada uno.

El sexo gonadal refiere a las glándulas sexuales, en las mujeres son los ovarios y en los varones los testículos.

El sexo genital es la vulva en las mujeres y el pene en los varones, por ello es la diferenciación principal que nos realizan al nacer.

El sexo hormonal, en los varones predomina la testosterona y en las mujeres el estrógeno y la progesterona (luego realizare otro post explicando la importancia de estas hormonas).


3 razones por las cuales puedo concurrir a un sexólogo/a:


1- Falta de información en sexualidad. 2- Deseo de mejorar las relaciones sexuales actuales. 3- Disfunciones sexuales.


Estas razones básicas son las que nos pueden promover la búsqueda de un profesional. Querer conocernos, entender que sucede, mejorar la relación de pareja, entre tantas otras.

Mantener una buena salud sexual consiste según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la aptitud para disfrutar de la actividad sexual y reproductiva, amoldándose a los valores y criterios de ética social y personal. La ausencia de temores, de sentimientos de vergüenza, culpabilidad, de creencias infundadas y de otros factores psicológicos que inhiban o perturben la sexualidad. Y la ausencia de trastornos orgánicos, de enfermedades y deficiencias.


CUIDEMOS NUESTRA SALUD SEXUAL!


Saludos! Lizet

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo